Aumenta la presión internacional contra el régimen de Nicolás Maduro

Carlos Ponce, Director para Latinoamérica y el Caribe de Freedom House, advierte sobre más sanciones de EE.UU. a funcionarios de ese gobierno

Conversamos con el Director para Latinoamérica y el Caribe de Freedom House, Dr. Carlos Ponce sobre Venezuela y el rol de esta institución en las recientes sanciones por parte del Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos a funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro.

Ponce apuntó que el trabajo de incidencia que se viene haciendo para ayudar a restablecer el orden constitucional y democrático en Venezuela incluye lograr que los funcionarios del régimen de Nicolás Maduro se sientan presionados por la comunidad internacional y así arrinconarlos judicial y financieramente, y restringirles su capacidad de movilidad internacional.

“Desde la administración Obama en mi calidad de Director de Freedom House me dediqué a estudiar y visitar otros países donde las sanciones dieron resultados. Por ejemplo, en Sudáfrica, lo que hizo romper el Apartheid fue un proceso sistémico de sanciones personales y colectivas. Recientemente en Burma la más cruda dictadura militar abrió paso a un proceso democrático al verse acorraladas las empresas propiedad de militares, sus socios, sus banqueros y sus familiares con un proceso de sanciones internacionales. Incluso en una dictadura teocrática como la de Irán, el proceso de sanciones ayudó a reducir los intentos para el desarrollo de armas nucleares”, dijo Ponce.

Cuando preguntamos a Carlos Ponce por qué tardaron tanto en salir las sanciones a venezolanos, el Director de Freedom House respondió:

“Los procesos de sanciones tardan tiempo porque hay que tener pruebas, revisar las conexiones y verificar las relaciones comerciales de los potenciales sancionados, y así descubrir los vehículos e instrumentos que utilizan para legitimar y movilizar los fondos tóxicos”.

“También hay intromisión de algunos banqueros utilizando a miembros de la oposición en Venezuela a través de sus financiamientos y contratación de lobistas en Estados Unidos que se dedican a obstaculizar muchos de nuestros esfuerzos. Además este es un proceso que incluye a varios miembros del Congreso en Estados Unidos y sus ‘staffers’ que son instrumentales para esta misión”, explicó Ponce.

Comienzan las sanciones

“Desde la muerte de Hugo Chávez, la baja en los precios del petróleo, y las ineptitudes de la diplomacia madurista, Venezuela pierde influencia en el mundo político en Estados Unidos y por ende los que promovemos este tipo de sanciones pudimos actuar con mayor eficiencia y menos ataques”, subrayó Ponce.

Sobre las sanciones de las que han sido objeto funcionarios del gobierno venezolano, el activista por los derechos humanos acotó:

“La lista de sancionados que hemos visto hasta ahora ha servido de validación de que el proceso sancionatorio es efectivo. Vemos cómo ha crecido el temor de banqueros, funcionarios del gobierno y militares venezolanos que se sienten sancionables. Estamos convencidos de que se debe ampliar la lista de sancionados por el Departamento del Tesoro e incluir a diversos intermediarios financieros, banqueros, empresas aseguradoras, militares y en particular a sus familiares, y ‘amantes’ para que la presión se siga extendiendo. Estas sanciones, al igual que en Sudáfrica o Burma servirán para abrir el camino hacia la restauración del orden constitucional y lograr un gobierno de transición”.

Log in to comment