Organización DCSEU hace fácil ahorrar energía en DC

Hay programas para que residentes y comercios ahorren

Contar con servicio eléctrico es algo que damos por sentado en nuestro día a día. En grandes centros urbanos como Washington, DC usamos la electricidad para tener luz, cocinar, refrigerar, distraernos, lavar la ropa, trabajar y por supuesto en verano, mantener nuestro hogar o negocio fresco. Pero es cuando nos llega la planilla de la luz cuando en ocasiones damos un salto por el monto que se nos cobra. “¡Parece que me bebiera la luz por galones!”, dirán algunos pero lo cierto es que hay muchos factores en juego que pueden ocasionar que usted esté consumiendo demasiada electricidad.

Para ayudar a los consumidores y negocios a lograr ahorros en el consumo de energía, en 2011 se creó DC Sustainable Energy Utility (DCSEU), que en español significa Suministro de Energía Sostenible de DC. En El Tiempo Latino recibimos la visita de Sophie Mullinax, Administradora Asociada de Programas y Christian Placencia, Administrador de Programas, quienes representan a DCSEU y compartieron importante información sobre cómo todos podemos ahorrar energía con la ayuda de esta organización.

“El objetivo principal de DCSEU es que los residentes y negocios de DC ahorren la mayor cantidad posible de dinero en electricidad y gas. Dependiendo del proyecto ofrecemos asistencia técnica gratis, análisis personalizados, y evaluación de la eficiencia energética tecnológica”, explicó Sophie quien agregó que en su organización se quieren enfocar en todas las comunidades.

“Es muy común ver cómo hay casas viejas que no están bien mantenidas o cuidadas, y por eso las familias que habitan en ellas deben pagar más en electricidad pues la casa no tiene buen aislamiento contra el clima; además los aparatos eléctricos no funcionan bien, y eso se convierte en una carga energética”, dijo Sophie acotando que DCSEU busca incrementar la calidad y eficiencia de este tipo de hogares para que puedan utilizar su dinero en donde en verdad lo necesitan.

Y es que todo cuenta al momento de ahorrar energía. No es lo mismo tener una refrigeradora de los años 80’s, que aunque aparentemente está haciendo su trabajo al enfriar y mantener congelados alimentos, no es nada eficiente comparada con un electrodoméstico moderno que cuenta con tecnología nueva para ahorrar energía.

Lo mismo sucede con termostatos, aires acondicionados, lavadoras y hasta los simples bombillos incandescentes que no han cambiado mucho desde mediados del siglo XX.

“Queremos incrementar el acceso a tecnologías eficientes de última generación para todas las personas. No solo para aquellos que pueden costear la mejor y última tecnología”, explicó la Administradora Asociada de Programas de DCSEU.

La cultura del ahorro de energía

En muchas culturas latinas, el concepto de ahorrar energía es visto como algo que solo puede ser “blanco o negro”. Tendemos a pensar que si queremos ahorrar electricidad, hay que apagar más luces o usar menos los electrodomésticos. Sin embargo el ahorro energético va más allá y hay detalles que hacen la diferencia.

“Entre los latinos hay la costumbre de que si algún electrodoméstico aún funciona entonces está bien… pero puedes tener algo que funcione mucho mejor”, explicó en español Christian Placencia, quien es hijo de padres mexicanos.

Log in to comment