La importancia de los monumentos nacionales

Hay más en la historia de lo que se nos enseña a través de los libros de texto, maestros o profesores. Gran parte de ella se conserva en la geología de las tierras, donde los suelos y sedimentos en los que vivieron nuestros antepasados están enterrados bajo nuevas capas sobre las que caminamos. La naturaleza está destinada a ser universalmente accesible, esto también es cierto para las generaciones futuras. Es nuestra obligación moral asegurar que la belleza que nos rodea hoy en día se conserva para aquellos que vivirán dentro de muchos años.

Los monumentos nacionales son una manera por la cual los presidentes de Estados Unidos han sido capaces de preservar estas tierras. Desde que Teddy Roosevelt promulgó la Ley de Antigüedades en 1906, 16 presidentes - ocho demócratas y ocho republicanos - han utilizado la ley para establecer nuevos monumentos nacionales. En septiembre, me uní a otras seis latinas, así como una reportera de la revista Teen Vogue, para visitar el monumento nacional Organ Mountains-Desert Peaks en Nuevo México y entender la importancia de preservar las tierras públicas como ésta. Mi experiencia fue nada menos que increíble, me encontré extrañando firmemente un lugar que visité por sólo un par de días. Conocí a latinas fuertes y apasionadas por el medio ambiente y que se esfuerzan para que sus voces sean escuchadas. Cuando me regresé a casa , busqué el documento oficial del presidente Obama en el que estableció Organ Mountains-Desert Peaks como monumento nacional, y el sentimiento fue surrealista. Casi todo lo que leí en esa declaración, tuve la suerte de experimentarlo en carne propia..

Por desgracia, la Administración Trump está revisando 27 monumentos nacionales establecidos desde 1996, incluyendo Organ Mountains-Desert Peaks , para determinar si alguna de las ubicaciones debe tener sus protecciones revocadas, reducidas o se abiertas para actividades comerciales como la minería y la explotación forestal. Un ataque a cualquier monumento, sin embargo, es un ataque a todos los monumentos comprometiendo con ello su historia natural, el patrimonio cultural y la importancia del medio ambiente para nuestra generación y las futuras generaciones.

Tuve el privilegio de hacer prácticas con Hispanic Access Foundation/ US Fish and Wildlife Service en Patuxent Research Refuge en Laurel, Maryland, el verano pasado. Este refugio de vida silvestre se encuentra entre Washington, DC y Baltimore, MD, y ambas áreas tienen una población mayor de latinos. Cuando trajimos a una congregación latina al refugio, les gustó y realmente apreciaron el aprendizaje sobre el refugio, la vida silvestre y el medio ambiente en español. Lugares como Patuxent Research Refuge en Laurel, Maryland o Masonville Cove en Baltimore son perfectos porque una vez que das un paso en esas propiedades, sinceramente experimentas un cambio drástico. Pasar de la ajetreada vida urbana a un espacio boscoso tranquilo, y saludable realmente hace la diferencia. Y esa experiencia es importante para todos.

Mientras nosotros tenemos la suerte de tener tal belleza protegida tan cerca de nosotros aquí en el área metropolitana de Washington DC, no todas las comunidades latinas tienen esa oportunidad. Es por eso que nuestros monumentos nacionales son tan importantes. Ayuda a proporcionar a los latinos de todo el país un mayor acceso a los lugares que no sólo nos permiten conectar con la naturaleza, sino también explorar nuestro patrimonio cultural. Estos lugares deben continuar siendo protegidos para el público y todos deben sentirse bienvenidos al visitarlos y disfrutar.

Log in to comment