Los tigres del Circo Ringling finalmente tienen una casa de retiro

Ringling Bros. y Barnum & Bailey's Red Unit, uno de los dos shows de grupos itinerantes ahora cerrados, se presentó por última vez el 7 de mayo en Rhode Island. El Providence Journal reportó que un pico emocional de la presentación fue cuando el entrenador de tigres le dio las gracias llorando a cada uno de los tigres de su acto.

En pocos días, 15 de esos tigre Ringling han llegado a su nueva casa: un santuario en Tennessee llamado Tiger Haven, el refugio de 45 acres en el que ahora están viviendo junto a otros 250 felinos grandes retirados de grupos de presentaciones, sacados de zoológicos o rescatados de dueños privados.

“Si, de hecho, a los gatos de Ringling les está yendo muy bien”, dijo el martes Cheryl Haddad, el gerente de operaciones de Tiger Haven. “Están disfrutando de su retiro”.

Feld Entertainment, la compañía que era dueña de Ringling, ha captado la atención recientemente por su aplicación federal para exportar 15 otros tigres que son propiedad del entrenador británico del circo Blue Unit, quien planea continuar presentándose con ellos en un circo alemán. Pero la compañía se niega a revelar donde están viviendo sus tigres, únicamente diciendo que han sido colocados en un buen hogar.

Los documentos estatales de Tennessee obtenidos por Delcianna Winders, una de las vice presidentas de la Fundación PETA, mostró que los 15 gatos fueron recibidos por el Tiger Haven el 10 de mayo. Se unieron a otra tigre de Ringling de 19 años de edad que había sido enviada en Febrero, llamada Mariah.

El destino de los tigres de Ringling ha sido sujeto de especulación, en parte porque este país, que tiene una gran población de tigres cautivos pero poca regulación para la misma, ha dejado crecer el número de felinos grandes abandonados. La situación ha hecho que los refugios sean escasos ya que pocos pueden proveer la carne, el espacio y el cuidado que requiere un depredador masivo. A pesar de estar atiborrados, algunos refugios prominentes le dijeron este año a The Washington Post que estarían dispuestos a darle hogar a los tigres de Ringling.

Tiger Haven es mucho menos conocido que otros refugios de grandes felinos. No está abierto al público y por lo tanto no está sujeto a inspecciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Tampoco se involucra en activismo público en contra de la propiedad privada de animales como algunos refugios lo hacen.

Haddad dijo que Tiger Haven tiene una existente relación con Ringling y que ya ha aceptado previamente alguno de sus felinos. “No tienen problemas con nosotros y nosotros no tenemos problemas con ellos”, dijo. “No tengo nada negativo que decir acerca de Ringling. Siempre han tratado bien a sus animales”.

Este no es el punto de vista de muchas organizaciones y activistas de protección de animales, cuyas investigaciones encubiertas y críticas contribuyeron a la decisión de retirar de la presentación a los icónicos elefantes, y finalmente a su desaparición. Stephen Payne, portavoz de Feld Entertainment, se negó a comentar acerca de los tigres desviando las preguntas al Tiger Haven.

Log in to comment