Hacen falta más jóvenes que donen sangre

Cuando Corinne Standefer se retire este mes como voluntaria de Lane Bloodworks en Eugene, Oregon, habrá donado 37 años de su vida y casi 19 galones de sangre.

La mujer, de 89 años, donó sangre por primera vez hace décadas para ayudar a una amiga con cáncer.

“Comencé a venir cuando me llamaron para preguntarme si quería seguir donando sangre”, recordó.

Y así fue que cada ocho o nueve semanas, con la frecuencia permitida, Standefer se remangaba la camisa para convertirse con el tiempo en uno de esos valiosos donantes de edad madura que aportan la mayor parte del suministro de sangre de los Estados Unidos.

Casi el 60% de las donaciones de sangre provienen de personas mayores de 40 años, y casi el 45%, de mayores de 50, según la AABB, una organización internacional sin fines de lucro centrada en la medicina transfusional y terapias celulares.

Pero hay un problema. Al igual que Standefer, muchos están envejeciendo y dejan de donar. Y, según los expertos, hay muy pocos jóvenes haciendo fila para reemplazarlos.

"Las generaciones más viejas parecían haber interiorizado el mensaje de que siempre tenemos que tener suficiente suministro de sangre en los bancos", dijo el doctor James AuBuchon, presidente y director ejecutivo de Bloodworks Northwest en Seattle. "Las generaciones más jóvenes parecen estar menos conectadas con ese mensaje".

Para las personas que crecieron durante la Segunda Guerra Mundial —y sus hijos, los “baby boomers”— la donación de sangre era un deber cívico que se convirtió en un hábito de por vida.

"Donar era algo cultural", dijo Marie Forrestal, presidenta de la Asociación de Profesionales de Reclutamiento de Donantes (ADRP, por sus siglas en inglés) una división de America's Blood Centers.

Sin embargo, esa norma cultural ha cambiado, y durante casi una década los bancos de sangre se han centrado en el reclutamiento de adolescentes y adultos jóvenes, a menudo a través de campañas en la escuela secundaria y la universidad.


Datos sobre donaciones de sangre

Los voluntarios donaron más de 14,2 millones de unidades de sangre en 2013, según los últimos datos disponibles. Ese año se utilizaron más de 13,1 millones de unidades en transfusiones.

PARA DONAR SANGRE LOS VOLUNTARIOS:

  • Tener buena salud, con pulsaciones y presión arterial normales, y con temperatura normal.
  • Tener la edad mínima requerida en su estado. Por lo general, 16 años.
  • Pesar al menos 110 libras.
  • Estar libre de infecciones que puedan transmitirse por una transfusión de sangre, o tener factores de riesgo para las infecciones.
  • No haber donado sangre en los últimos 56 días.

ALGUNAS DE LAS RAZONES POR LAS QUE SE LES NIEGA A LOS VOLUNTARIOS DONAR SANGRE:

  • No sentirse bien el día de la donación.
  • El uso de agujas para inyectarse drogas que no fueron autorizadas por un profesional médico.
  • Ser un hombre que ha tenido relaciones sexuales con otro hombre en los últimos 12 meses. O una mujer que ha tenido relaciones sexuales con un hombre que a su vez haya tenido relaciones con hombres en los últimos 12 meses.
  • Haberse hecho un tatuaje en los últimos 12 meses a no ser que se haya efectuado en condiciones higiénicas en un local con licencia estatal para operar.
  • Padecer ciertas condiciones médicas o recibir medicación o tratamiento médico específico.
  • Haber vivido o viajado por ciertas partes del mundo durante determinados períodos de tiempos.

Log in to comment