¿Se acabó la era de los métodos anticonceptivos gratuitos?

Grupos religiosos celebran los cambios

El viernes 6, la administración Trump anunció nuevas regulaciones que rigen la cobertura anticonceptiva bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés). Estas reglas cambiarán drásticamente el requisito del Obamacare de que la mayoría de los empleadores proporcionen cobertura del control de la natalidad sin costo para las mujeres.

Los cambios fueron recibidos con aplausos por grupos religiosos, entre ellos la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, que dijo que era "un retorno al sentido común, una práctica federal de larga data y una coexistencia pacífica entre la iglesia y el estado". Pero otros, como el National Women’s Law Center, anunciaron que planean presentar una demanda contra las reglas. El National Health Law Program dijo que estas nuevas normas parecían "legalmente sospechosas".

Estas son algunas preguntas frecuentes, y respuestas, sobre las nuevas reglas.

¿Cuál es la nueva política?

Funcionarios de la administración Trump dijeron que están reduciendo significativamente las reglas que requieren que muchas aseguradoras proporcionen cobertura anticonceptiva a las mujeres. A los empleadores que expresen una objeción moral o religiosa sobre estos servicios se les permitirá dejar de ofrecer esta cobertura.

En virtud de las disposiciones de ACA, la administración Obama había emitido normas que requieren que la mayoría de los planes cubran todos los métodos anticonceptivos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) sin costo de bolsillo para las mujeres. La disposición no alcanza a los planes adquiridos antes del 23 de marzo de 2010, cuando se promulgó ACA.

Esa garantía se redujo a través de la regulación y las acciones judiciales para eximir a algunas organizaciones religiosas, como iglesias, y algunas empresas privadas en las que los propietarios tienen fuertes objeciones a la anticoncepción. A empleadores de organizaciones religiosas sin fines de lucro se les ofreció la opción de no pagar por esta cobertura a sus trabajadores.

El viernes se supo que las nuevas reglas permitirán expandir esas exenciones a cualquier organización sin fines de lucro y compañías con fines lucrativos con firme oposición religiosa, así como planes de salud proporcionados a estudiantes en colegios con una afiliación religiosa. Una segunda regla extiende una exención a organizaciones y compañías privadas que presenten objeciones morales.

Si un empleador no tiene ninguna objeción moral o religiosa a la cobertura de la anticoncepción, las pautas actuales de ACA todavía se aplican. La política federal para programas que ofrecen cobertura gratuita o subsidiada a mujeres de bajos ingresos tampoco cambiará.

Se espera que las normas entren en vigencia pronto.

¿A quién cubre las nuevas reglas?

Exactamente quién será afectado está en disputa.

En un comunicado de prensa, el Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS, por sus siglas en inglés) dijo que las reglas "no afectarán a más del 99.9 por ciento" de las 165 millones de mujeres en los Estados Unidos. Las exenciones anunciadas el viernes, agregó el HHS, "pueden afectar sólo a unas 200 entidades, el número que presentó demandas basadas en objeciones religiosas o morales".

Log in to comment