Licencia de conducir para indocumentados y matrícula universitaria de residente se discutirán en Virginia

Organizaciones pro inmigrantes esperan que nueva representación local en la Asamblea General beneficie los proyectos de ley

Miembros del Comité Estatal de la Coalición de Virginia para los Derechos de los Inmigrantes (VACIR, por su siglas en inglés) dieron a conocer los principales puntos en los que se centrá su agenda en 2018: otorgamiento de licencia de conducir para indocumentados y matrícula universitaria de residente para estudiantes inmigrantes.

Ambos temas tendrán representación en la Asamblea General de Virginia, que inició su primera sesión del año el miércoles 10 de enero. El primero estará a cargo del senador estatal, Scott Surovell, mientras que el segundo lo impulsará la delegada Jennifer Boysko, en los dos casos con proyectos de ley que aunque llevan años tratando de que se aprueben, los líderes comunitarios se muestran optimistas para 2018 con los nuevos legisladores elegidos en los comicios anteriores.

Conducir sin temor

Virginia cuenta con más de 270 mil inmigrantes indocumentados, de acuerdo al Instituto de la Política de Migración, de los cuales la mayoría manejaría sin licencia por la necesidad de trasladarse dentro del estado. Al menos eso afirma, Margie Del Castillo, portavoz del Instituto Nacional de las Latinas para la Salud Reproductiva, integrante de VACIR.

“En este momento en el estado, todos lo inmigrantes indocumentados no pueden tener una licencia de conducir, de hecho hay grupos que poseen estatus legal que tampoco la han podido obtener”, dice la activista, quien considera injusto que después de más de 16 años de los atentados terroristas del 11 de septiembre, aún no se haya resuelto la situación para los inmigrantes trabajadores y honestos que quieren conducir sin miedo a ser detenidos, encarcelados y deportados por no tener el documento de identidad.

Fue precisamente desde 2001, cuando la administración local decidió cancelar las licencias a los inmigrantes, pero ahora Del Castillo considera que el proyecto de ley es bien riguroso en cuanto a los datos detallados que el Departamento de Vehículos de Virginia exigiría, de hecho habría que pagar un impuesto para hacer el trámite sin estatus legal.

“Como hemos visto en el último año con esta administración, muchos de nuestros miembros de la comunidad han sido parados porque les ha fallado una luz de su carro, algo menor que cada día pasa con cualquier persona, los para la policía y van a detención. Hemos visto a gente deportada, separada de sus familias, solo por tener una luz daña en su vehículo. Es un riego a diario, pero es algo muy necesario”, comenta.

Según indica VACIR, un informe de 2016 de The Commonwealth Institute descubrió que eliminando las barreras para obtener licencias de conducir, mejora la seguridad y la calidad de vida de las comunidades de inmigrantes, mientras que se impulsa la economía en el estado.

Igualdad en las matriculas

La coalición estima que del total de inmigrantes indocumentados en Virginia, casi 47 mil nacieron entre 1991-2001, lo que los convierte potencialmente en una población universitaria. Sin embargo, hasta ahora solo se permite a estudiantes beneficiarios de la Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), pagar tasas de matrículas como residentes locales. Como aún no se sabe si el Congreso aprobará la ley de soñadores limpia, no existe ninguna protección para estos inmigrantes, quienes tendrían que desembolsar el pago como foráneos con recargos de hasta el doble o más, dependiendo de la universidad.

Si bien, en primera instancia el proyecto de ley que proponen en la Asamblea General busca proteger a los soñadores, los integrantes de VACIR trabajan en otras propuestas legales, para expandir el derecho a la educación a cualquier inmigrante, independientemente del estatus legal y que sea reconocido como residente local.

“Queremos que los estudiantes, sin importar el estatus migratorio puedan pagar el costo que se les cobra a los residentes del estado. Hay muchas cosas que no se pueden hacer en Virginia porque se requiere de una reforma Federal, pero estos dos temas son muy importantes para nuestra comunidad. También le pido los inmigrantes que salgan y que hagan llamadas a sus representantes, que se conecten con nuestra coalición. Es fundamental que los legisladores escuchen sus historias y sepan cómo esto impacta a la gente”, asevera Del Castillo.

Se espera que próximamente se definan las fechas para someter a votación los textos legales.

Log in to comment