Con incentivos en cupones de alimentos, ayudan a latinos a comer más sano

Si los padres tienen más de un trabajo o los niños están en más de una escuela o actividad, ¿cómo se enseñan las habilidades de cómo se puede preparar la comida?

Rebeca González creció comiendo alcachofas (alcauciles) de la granja de su abuela en el estado de Tlaxcala, en el centro de México. Pero durante años después de emigrar a los Estados Unidos, no pudo alimentar a sus hijos con estos vegetales fibrosos y espinosos, porque de este lado de la frontera eran demasiado costosos.

Cuando preparaba la comida en su casa de Garden Grove, en California, González también omitía los aguacates, otro alimento básico de la cocina mexicana que también suele ser caro.

"Veía los precios y decía: 'ok, no importa'", contó González, quien tiene 47 años, trabaja en un jardín de infantes y recibe alrededor de $500 por mes en cupones de alimentos (food stamps).

Pero esos productos ya no están fuera del alcance de su familia. Desde que se inscribió el año pasado en un programa que premia a los beneficiarios de cupones que compran más productos frescos, González ha llenado regularmente su carrito del mercado con las frutas y verduras de su infancia, no solo aguacates y alcachofas, sino también granadinas, varios tipos de calabaza y otros.

La participación en el programa, llamado "Más Fresco" (More Fresh en inglés), le da a González $40 adicionales por mes para gastar en productos sanos, permitiéndole ampliar el paladar de sus tres hijos nacidos en los Estados Unidos. "Lo bueno es que a mi familia le gusta probar verduras nuevas", dijo. "Y ahora puedo comprarlas porque tengo dinero extra".

La Universidad de California-San Diego está administrando el programa “Más Fresco” y estudia sus resultados con una subvención de $3.4 millones del Departamento de Agricultura, que ha financiado esfuerzos similares en otros estados, incluidos Illinois, Georgia, Pennsylvania, Minnesota y Nuevo México. El objetivo de los dólares invertidos en esos estados es estimular a los beneficiarios de cupones de alimentos a comprar más productos agrícolas en los mercados de granjeros o en los mercados móviles que visitan los barrios de bajos ingresos.

“Más Fresco” está disponible para los residentes del sur de California en los condados de Los Ángeles, Orange y San Diego que están inscritos en el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP), el nombre oficial de los cupones para alimentos.

El objetivo del programa de cuatro años, al igual que el de sus contrapartes en otros estados, es mejorar las dietas y la salud en general haciendo que los productos frescos sean más asequibles.

"Conocemos la inseguridad alimentaria y, desafortunadamente, las enfermedades crónicas van de la mano", dijo Joe Prickitt, nutricionista de UC-San Diego, quien es director senior de “Más Fresco”. "Para los participantes de SNAP, existe una barrera de costo real para comprar frutas y verduras: dicen que son demasiado caros".

Desde que se lanzó “Más Fresco” en febrero de 2017, se ha matriculado a 1,153 participantes, que reciben un promedio de $329 por mes en cupones de alimentos y generalmente viven en hogares de cinco o seis personas. El 90% de ellos son latinos, pero pueden participar adultos de cualquier origen étnico siempre que estén dispuestos a comprar en una de las tiendas de Northgate González Market, una cadena de supermercados latina con sede en Anaheim, California, que es el socio minorista de “Más Fresco”.

Log in to comment