Esperanza y cautela por una vacuna de bajo costo contra la diabetes tipo 1

Para Hodalis Gaytan, de 20 años, vivir con diabetes tipo 1 significa depender de una variedad de medicamentos y dispositivos costosos para mantenerse saludable. Tiras para pruebas. Agujas. Un medidor de glucosa. Insulina.

El costo creciente de la diabetes tipo 1, una de las enfermedades crónicas graves más comunes, ha creado pesadas cargas financieras para las familias y también ha generado controversia, con los precios de la insulina duplicándose en la última década.

Sin el seguro de sus padres, "no estaría viva", dijo Gaytan, estudiante de la Universidad de Maryland.

El costo de la terapia es la razón por la que un pequeño estudio que parece prometedor como un tratamiento alternativo más simple y barato para la diabetes tipo 1 fue recibido con esperanza, pero también con precaución y escepticismo.

La investigación, publicada el 21 de junio en la revista Nature Partner Journal Vaccines, mostró que una vacuna genérica que ya lleva décadas de uso puede ayudar a reducir el nivel de azúcar en la sangre de los pacientes con diabetes tipo 1, lo que disminuye su necesidad de insulina. La vacuna, conocida como BCG, se utiliza en varios países para prevenir la tuberculosis y durante mucho tiempo se ha sabido que también estimula el sistema inmunitario. Esta vacuna es relativamente barata, con un costo aproximado de $157 por dosis en los Estados Unidos, según la empresa de tecnología sanitaria Connecture.

En el estudio, a los participantes con diabetes tipo 1 de larga data se les inyectaron dos dosis de la vacuna contra la tuberculosis Bacillus Calmette-Guerin (BCG) con cuatro semanas de diferencia. A tres de los pacientes se los estuvo observando por ocho años. A nueve de ellos se les hizo un seguimiento de cinco años.

Los niveles de azúcar en sangre, conocidos como A1c, de los pacientes con ocho años de seguimiento disminuyeron en más del 10%, tres años después de las inyecciones, y se mantuvieron así durante cinco años más.

Mientras que el ensayo involucró a un pequeño número de pacientes, los investigadores, dirigidos por la doctora Denise Faustman, directora del Laboratorio de Inmunobiología del Hospital General de Massachusetts, están llevando a cabo un ensayo de Fase 2 más grande de la vacuna BCG para tratar la diabetes y ver si los resultados se sostienen.

JDRF, una organización líder sin fines de lucro que proporciona fondos para la investigación sobre la diabetes tipo 1, y la American Diabetes Association emitieron una declaración conjunta poco después de la publicación del nuevo estudio, advirtiendo sobre la mala interpretación de los hallazgos y afirmando que "no brindan suficiente evidencia clínica para apoyar cualquier cambio recomendado en la terapia en este momento". Ambos grupos se han asociado con fabricantes de medicamentos y de dispositivos en la industria.

Aun así, el doctor Camillo Ricordi, director del Diabetes Research Institute en la Universidad de Miami, dijo que es "cautelosamente optimista" sobre los hallazgos, señalando el "precio increíblemente alto" para los pacientes con diabetes. Pero advirtió sobre la posibilidad de generar "demasiada exageración" entre las familias antes que se pruebe que el tratamiento es efectivo.

Log in to comment