Montgomery: Depresión afecta a jóvenes latinos

Estrés, problemas de inmigración y factores culturales afectan a nuestros jóvenes

Este nuevo patrón de comportamiento lo confirma Madge “Pat” Mosby, supervisora de la Federación. “Motivarlos está siendo una batalla cuesta arriba, porque el discurso y las medidas de la Casa Blanca hacen que los inmigrantes no se sientan valorados como seres humanos y eso es traumático. Hay un sentir de que los latinos, los negros y otra gente de color no tienen las mismas oportunidades. Yo misma me siento asustada de que cualquier momento me pare la policía o que lo mismo les ocurra a mis hijos. Hay que agregar dos problemas más: la dificultad de encontrar centros de ayuda y una lista de espera muy larga”.

López incluso asegura que el temor y ese sentimiento de inferioridad se ha extendido a los latinos nacidos aquí. Para Karina Oviedo, también especializada en enlazar a los pacientes con los centros de terapia, “cuando uno sufre en la familia, sufren todos y lo que les quita el sueño es el miedo a ser deportados”. Ella, López y otras tres personas manejan unos 35 casos cada una.

La edad promedio para diagnosticar depresión ronda los 11 años, pero a la Federación les refieren niños que han tenido varios intentos de suicidio, consumen drogas o están involucrados en pandillas. A esos casos se enfrenta Oviedo desde hace 16 años, “es un shock cultural porque son niños que vienen de otro mundo, les cuesta adaptarse al idioma, al clima, a una familia que para ellos es desconocida y sufren bullying. A ese peso emocional se suma el racismo”.

La depresión de Jason alteró la rutina familiar. Su madre saca tiempo de su trabajo en el comedor de Montgomery College en Germantown, de sus tareas de limpieza de casas y de mesera en fiestas de fin de semana para llevarlo a terapias. Además está pendiente de que estudie y de que no se desvíe por senderos con abismos como el consumo de drogas.

Jason tiene dos hombros donde arrimarse: su familia y su amigo, otro chico que tuvo un intento de suicidio pero que hoy usa sus habilidades de dibujante para salir adelante. Con terapia su depresión ya no es un flagelo a tiempo completo. Por ahora, ha sido expulsada de su dormitorio y él vuelve barajar sus cartas del futuro: veterinario porque adora a los animales; farmacéutico porque se hace buen dinero; o chef porque, “me gusta cocinar y expresarme a través de los olores…”.


Dónde Buscar Ayuda

Bridges for the Future: Ayudar a estos niños y jóvenes requiere de muchas voluntades. Esta organización trabaja estrechamente con López y Oviedo en beneficio de los adolescentes. Jese Montano, especializado en ciencia neuroconductual, concentra sus esfuerzos en obtener el bachillerato (GED en inglés) para jóvenes que han abandonado el colegio, llenar los formularios de impuestos, del TPS y buscar empleo. Es un recorrido lleno de obstáculos, pero Montano es de los que cree que “donde hay voluntad hay salida”. Llamar al 301-879-5200. Se habla español.

Every Mind Your Mental Wellness: Aquí se extiende la mano a las familias deprimidas porque han perdido su trabajo o sufren enfermedad. Además trabaja en la pronta intervención de niños en riesgo, ofreciendo una atención oportuna para superar los obstáculos de aprendizaje. La organización tiene 11 centros de soporte escolar en el condado de Montgomery. Llamar al 301-424-0656. Se habla español.

Linkages to Learning (Eastern Middle School): Familias y niños con dificultades de adaptación en la escuela, la casa y la comunidad es su objetivo de este centro. Focaliza sus esfuerzos en detectar a tiempo problemas de salud mental infantil y de aprendizaje para referirlos a los especialistas. Llamar al 301-565-7616. Se habla español.

Family Services Inc.: Más del 50 por ciento de la atención es para niños latinos recién llegados o que han nacido aquí. Son expertos en identificar los estados de ansiedad y desordenes alimenticios y de sueño. También trabaja con pequeños que tienen problemas de desnutrición o han sido víctimas de negligencia. Llamar al 301-840-2000. Se habla español.

Log in to comment