FOTO | Harry tomó una foto de Meghan y su pancita para cerrar su viaje por Oceanía

La pareja real estuvo de gira durante dos semana por Australia, Fiji, Tonga y Nueva Zelanda. Un tour que ha dejado grandes momentos, pero también algunos desaciertos.

Meghan Markle y el príncipe Harry siguen mostrando porque son los favoritos de la familia real.

Al cierre de su gira por Oceanía, los duques de Sussex aprovecharon para inmortalizar uno de los momentos más tiernos de su viaje y no dudaron en compartirlo con sus followers.

Durante su visita en Rotorua, Nueva Zelanda, Harry tomó una fotografía a Meghan acariciando su pancita. El jueves el palacio de Kensington compartió la imagen en Instagram.

La exactriz luce radiante, con unos pantalones ajustados y chaqueta negra, posa de perfil mientras mira a la cámara con un gesto de enorme felicidad.

Medios internacionales han calificado la instantánea como “la mejor” fotografía del embarazo de Meghan.

“Gracias Nueva Zelanda por la mejor semana de nuestro tour”, dice el post.

La pareja real estuvo de gira durante dos semana por Australia, Fiji, Tonga y Nueva Zelanda. Un tour que ha dejado grandes momentos, no solo porque fue iniciada con el anuncio de la dulce espera, si no también por los grandes momentos que los duques han compartido con sus seguidores, uno de estos el poderoso primer discurso de Meghan como royal, en el que llamó al empoderamiento de las mujer y los impresionantes looks que llevó en cada acto oficial. Pero la visita al continente también ha dejado algunos sin sabores, como los descuidos de estilismo de Meghan por los que ha sido duramente criticada.

A su llegada al aeropuerto Fua’amotu, en Tonga, la duquesa de Sussex lució un elegante vestido rojo de la marca Self Portait el cual llevaba la viñeta colgando de la falda.

Según medios internacionales, la exactriz de 37 años, se cambió en el avión antes del aterrizaje para estar a tono con la bandera del país. Su apretada agenda no le habría dado mucho tiempo y al parecer ninguno de sus asesores se dio cuenta a tiempo de semejante descuido.

Durante el último día su gira, un nuevo error de vestuario le jugó una mala pasada. Durante su visita a Rotorua llevó una falda plisada de la firma Givenchy que ante las cámaras parecía transparente y muchos se preguntaron si lo que se lograba ver era su ropa interior.

Univisión publica que en un intento por remediar el error, la duquesa se cambió y usó jeans con una chaqueta de Harry, misma con la que el príncipe tomó la dulce foto en la que su esposa acaricia su pancita rodeada de inmensas secuoyas de la que todos están hablando.

Por ElSalvador.com

Log in to comment