Seis pautas para el manejo de las redes sociales de los hijos

El riesgo no es la tecnología sino la falta de acompañamiento y orientación de los padres

“Cuando un niño tiene esto claro desde la temprana edad va a ser más fácil que durante su pre adolescencia o adolescencia tenga la confianza de contar sus cosas porque aprendieron que cuando se abren con sus papás o con un adulto que los quiere no van a ser juzgados sino que serán apoyados”, indicó Viviana Quintero, psicóloga y coordinadora de Telecomunicaciones de Red PaPaz.

Para Algarra es cierto que a los papás les hace falta valentía y les asusta preguntarles a los hijos con quién están hablando y de qué, “pero los encuentros se deben buscar a como dé lugar. Los hijos saben que de sus papás no vendrán sino cosas buenas y en últimas sabrán que hacemos todo por su propio bien”.

3.No espiar el celular ni las redes

Para Quintero, el acompañamiento se debe hacer de frente al niño y sin espiarle. Es decir, fisgonear en sus redes sin su consentimiento no es aconsejable, pues con ese comportamiento se expresa que cualquier cosa vale cuando se quiere conseguir algo.

La psicóloga Karen Rivera, del colegio The Victoria School, alerta que cuando un padre hackea las redes de sus hijos sin su consentimiento, “ellos crean maneras de ocultar las cosas. La confianza se termina de destruir y eso deja a los niños sin protección”.

La experta dice que en estas circunstancias ellos tomarán medidas, como por ejemplo, crear perfiles de los que los papás no tienen conocimiento. Al revisar sin consentimiento sus redes, ellos sentirán una violación a su intimidad y ocultarán aún más su vida cibernética.

“No es la vía”, apunta Rivera.

Si un padre siente que su hijo está en peligro, por ley puede revisarle las redes, no sin antes comunicárselo.

“La Corte Constitucional permite que para garantizar la seguridad de los niños los papás pueden acceder a las cuentas sin consentimiento de los mismos, pero esta es una medida de emergencia y no permanente. Yo, para acompañar a mi hijo, no lo puedo hackear a diario”, concluyó Quintero.

4.Hay edad para todo

De acuerdo con Quintero, cuando un papá les entrega a sus hijos dispositivos inteligentes les otorga acceso a las aplicaciones de redes sociales aun cuando el niño no está en condiciones de entenderlas.

“Las redes sociales tienen unos términos y condiciones en los que están estipuladas las edades de uso, que en Colombia son 13 y 14 años y se deben respetar. Cuando las plataformas digitales decidieron poner estos mínimos lo hicieron pensando en el nivel de desarrollo que tienen los niños y lo hicieron revisando una serie de estudios de desarrollo cognitivo que mostraron en qué momento desarrollan ciertas habilidades como, por ejemplo, distinguir entre una información verdadera o falsa. Por eso la edad óptima de uso se debe cumplir”, puntualizó.

Es importante que los padres no equipen a los hijos con tecnologías desde temprana edad porque así estarán precipitándose al uso de redes sociales.

5.Los padres deben ser ejemplo

En muchas ocasiones los papás hacen uso de las redes sociales para tratar temas que se deberían manejar personalmente.

Log in to comment