El antes y después del pitcheo de los Nacionales

Con una efectividad colectiva de 4.04, el rubro los posicionó novenos en toda la Liga Nacional

Uno de ellos podría ser Patrick Corbin. Con la pasada campaña defendiendo los colores de los Diamondbacks de Arizona, el abridor zurdo es considerado por los expertos como uno de los pitchers a los que le harán más ofertas para cambiar de equipo. Y no es para menos. Este año alcanzó las 200 entradas de labor, con marca de 11 victorias por siete derrotas y una efectividad de 3.15, la más baja en lo que va de carrera.

Para obtenerlo, lo más lógico sería brindarle un contrato por cuatro o cinco años y alrededor de 20 millones de dólares por zafra.

Una cifra similar podría aspirar Dallas Keuchel. El que se coronara en 2017 con los Astros de Houston, tiene dos años más que el recientemente mencionado, por lo que sería visto de reojo para pensar en un compromiso a largo plazo; no obstante, un acuerdo por tres o hasta cuatro años no sería despreciable. El diestro presentó record de 12-11 y efectividad de 3.74 en 34 salidas.

La última gran opción sería Nate Eovaldi (29 años), recientemente campeón con los Medias Rojas de Boston, quien no fue tan espectacular en sus estadísticas, con foja negativa de 6-7, pero con la seguridad de que, con el comando de sus envíos y un soporte ofensivo decente, no traerá dolores de cabeza a la dirigencia.

Log in to comment