Lo que no se vio de la pelea más bochornosa de la historia de la UFC

La bronca después del combate entre Conor McGregor y Khabib Nurmagomedov dejó varios momentos que no fueron evidenciados a simple vista.

La pelea entre Conor McGregor y Khabib Nurmagomedov pasará a la historia no solo como la más rentable de la historia de la UFC sino también como la más polémica. El combate terminó con una impresionante gresca afuera y dentro del octágono y con el pasar de los días se han venido conociendo detalles de lo sucedido en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Palabras humillantes durante el combate

El programa La hora de UFC difundió un video en donde se aprecian los diálogos que ambos luchadores tuvieron durante el combate en el que se ve que los insultos que se habían hecho a lo largo de la promoción estaban lejos de terminar durante la pelea.

"Hablemos ahora" decía el ruso mientras que tenía inmovilizado al irlandés producto de sus derribos que fue su fórmula para dominar las acciones durante los cuatro asaltos que duró el duelo.

Nurmagomedov también se quejó con el árbitro por supuestos golpes ilegales de “The Notorious”."Me lo ha hecho tres veces, con dos ya tendrías que haberle quitado un punto" le gritaba el ruso a Herb Dean que se encargó de arbitrar la lucha.

McGregor también atacó a los compañeros de Nurmagomedov

En comienzo se creyó que los únicos que atacaron fueron los miembros del equipo del ruso. Primero fue el propio luchador que saltó la reja del octágono para embestir a Dillon Danis, entrenador de jujitsu de McGregor. En las imágenes de TV luego se ve cómo dos hombres atacan a McGregor que aún se recupera de su derrota.

Sin embargo, luego apareció otro video en el que se ve que el primer agresor después del salto de Nurmagomedov es McGregor, quien lanza un golpe mientras está montado en la jaula contra uno de los miembros de la esquina de su rival.

Por este motivo la Comisión Atlética de Nevada también inició una investigación en contra de McGregor.

Los pedidos de Nurmagomedov a Dana White

Después de que se calmara la situación y que McGregor saliera del ring, Nurmagomedov regresó y le pidió a Dana White, presidente de la UFC, que hiciera la ceremonia de entrega de su cinturón. Sin embargo la cabeza de la organización le dijo que no podía hacer eso porque la situación se podía prestar para que el público, en su mayoría a favor de McGregor, lanzará cosas agravando la situación.

"Esto es lo que va a pasar. Si te doy el cinturón la gente va a tirar cosas al octágono", le explicó el presidente de UFC, tras las insistencias del campeón: "Yo gané, dame mi cinturón. Pueden meterme en la cárcel, pero dénme mi cinturón. He dejado sangre aquí", fue el intercambio entre ambos.

En sus redes sociales Khabib se refirió a la situación y escribió: "Tienes suerte de haberme dado mi cinturón, ya que de no hacerlo sé dónde estacionas tu coche y te lo hubiera destrozado".

En las últimas horas también se conocieron las condiciones que pondría el ruso para una posible revancha, que ya pidió McGregor. “Si quieren revancha tendrán que pagar el que será probablemente el mayor cheque de pago en la historia de la MMA. Khabib exigirá un número récord", aseguró Luke Rockhold, compañero de entrenamiento del campeón.

Por Semana.com

Log in to comment