5 hábitos alimenticios que potencian el intelecto

La universidad es una de las etapas académicas con mayor exigencia intelectual. Por ello es determinante que te mantengas en óptimas condiciones de salud.

Los estudiantes universitarios requieren de mayor energía y vitalidad que el resto de personas, y esto principalmente, porque están expuestos a una considerable carga y presión, sumado a que muchos de ellos además de sus actividades académicas también deben sobrellevar las laborales.

Por eso es importante que si estás atravesando esta etapa tengas adecuados hábitos alimenticios ya que esto te ayudará a evitar el agotamiento y obtener un rendimiento académico satisfactorio.

Pon en práctica los hábitos que encontrarás a continuación y potencia tu rendimiento y capacidad intelectual para dar el 100% en tus actividades diarias.

  1. Desayuna siempre

Seguramente ya lo has escuchado en más de alguna ocasión y en efecto el desayuno es la comida más importante del día, ya que es en este momento donde inicia la actividad del metabolismo interno, puesto que se rompe con el ayuno que se realiza durante las horas de sueño.

Si desayunas siempre de forma saludable y de preferencia a las mismas horas, rendirás de mejor forma, ya que tu cuerpo contará con la energía necesaria para dar lo mejor de ti y evitar el cansancio, el estrés y la ansiedad.

  1. Más tiempos de comida

Si te alimentas con poca frecuencia, tu nivel de azúcar en la sangre bajará y cuando tengas la oportunidad de consumir alimentos, seguramente lo harás en exceso, lo que te provocará una sensación de llenura que evitará que trabajes con agilidad.

Por el contrario, si te alimentas regularmente mantendrás niveles de glucosa adecuados en la sangre y por ende, tu energía y productividad aumentarán.

  1. Modera el consumo de cafeína

Usualmente se considera que la cafeína te mantiene activo y con la energía necesaria para dar más de tú 100%, esta teoría es errónea, sobre todo si abusas de su consumo.

Una taza de café o té verde al día, no te vendría mal para mantener tu potencia normal durante toda tu jornada.

  1. Mantén tu cuerpo hidratado

No es casualidad que al agua se le llame “el vital líquido”. Esta bebida es necesaria para el óptimo funcionamiento del cuerpo humano y de todos sus órganos. Si te hidratas adecuadamente, tu concentración mejorará considerablemente.

Por el contrario, si no bebes suficiente agua te sentirás fatigado, con poca energía y hasta podrías experimentar fuertes dolores de cabeza.

  1. Evita la comida rápida y el alcohol

Comer demasiados carbohidratos y grasas es totalmente perjudicial para tu salud. Tu rendimiento se verá reducido. Estos alimentos no aportan la energía necesaria para que desarrolles tus habilidades y además provocan enfermedades como obesidad, diabetes e hipertensión.

Otra cosa que debes evitar a toda costa es el consumo de alcohol. Difícilmente podrás mantenerte en un estado apropiado de salud si bebes en exceso y trasnochas todos los fines de semana.

Por ElSalvador.com

Log in to comment