Meghan Markle manda a quitar los estacionamientos de sus empleados y recibe nuevo apodo

Tras la decisión de la duquesa de Sussex, el personal no solo tendrá que dejar sus autos lejos de su lugar de trabajo si no que además deberán pagar 10 libras esterlinas ($10 dólares) diarios.

Como toda una diva, Meghan Markle mandó a quitar los estacionamientos de sus empleados ubicados en la casa Frogmore Cottage, según publicación de The Sun.

La decisión de la duquesa de Sussex, que al parecer cuenta con la aprobación del prícipe Harry, ha causado enojo en el personal que desde hace décadas se estaciona en el lugar y ahora deberán ubicarse en el nuevo parqueo público King Edward VII ubicado lejos de su lugar de trabajo.

Pero el enojo del personal de Meghan no es solamente porque sus autos quedarán más retirados, este no será gratuito y deberán pagar 10 libras esterlinas ($10 dólares) diarios.

En el viejo estacionamiento también tenían acceso a jugar golf, cricket y realizar otras actividades, pero con la nueva orden de la duquesa, para hacer uso de estos deberán solicitar el permiso del Superintendente de Winsor.

El periódico de The Sun señala que la orden de Meghan responde a que el viejo estacionamiento tiene vista a su nueva casa en Frogmore House y esto no le ha parecido.

La actitud de la esposa de Harry ha logrado que sus empleados le hayan puesto un nuevo apodo, ahora todos la están llamado NIMBY, el abreviado de “Not in Meghan’s back yarda” , en español: “No en el patio trasero de Meghan”.

Desde su llegada al palacio de Buckingham, Meghan Markle ha estado envuelta en varios escándalos por su mal carácter y el supuesto maltrato a sus empleados al grado de ganarse el título de la “duquesa más difícil” y el más reciente apodo “Me-Gain” o “Yo gano”.

Entre tanto señalamiento en contra y debido a las exigencias exageradas de la exactriz de 37 años, medios británicos aseguran que ya son cuatro de los asistentes más cercanos que han renunciado a su puesto de trabajo.

Por ElSalvador.com

Log in to comment