Conoce cuáles son los alimentos que te ayudan a conciliar el sueño

Ciertos alimentos naturales pueden ser de mucho beneficio cuando hay problemas para dormir

Las preocupaciones, alguna enfermedad, ciertos medicamentos, el estrés y hasta el café pueden causar que las personas sufran de insomnio, el cual es considerado uno de los trastornos comunes del sueño.

Quienes lo sufren tienen dificultades para quedarse dormidos. A raíz de esto, duermen muy poco o muy mal. Es posible que al despertar no se sientan descansados.

Se estima que 15% de la población adulta mundial padece insomnio crónico y que 35% ha sufrido un insomnio ocasional o transitorio en situaciones estresantes.

Este trastorno suele estar asociado a una disminución del rendimiento laboral, a un incremento de la tasa de accidentes de automóvil y a una mayor propensión a padecer enfermedades.

Investigadores del King’s College de Londres revisaron 11 estudios sobre cómo afecta el sueño la alimentación de las personas y han concluido que tras una noche de poco sueño se consumen alrededor de 400 calorías más. La mayoría de veces tiene relación con comida poco sana.

Está comprobado que las dietas con un alto consumo en grasas saturadas y azúcar, el poco aporte de fibra y el exceso de bebidas alcohólicas están asociadas con un sueño menos restaurativo y con una mayor incidencia de despertarse a lo largo de la noche.

Darse un atracón, cenar demasiado tarde, acostarte inmediatamente después de comer, optar por un plato pesado, abundante o con mucho picante, grasa o azúcar traerá problemas a la hora de intentar conciliar el sueño, pudiendo provocarte pesadillas e indigestión. Sin embargo, irse a la cama sin cenar tampoco es recomendable.

Lo ideal es cenar algo ligero y saludable, que ofrezca sensación de saciedad y que no contenga tanta grasa y que seda de fácil digestión.

Hacer cambios en la dieta tiene una alta incidencia en regular el sueño. Para lograr un buen descanso se debe cuidar la alimentación, también ayuda practicar actividad física durante el día.

Conoce algunos alimentos que ayudan a contrarrestar este molesto padecimiento:

Arroz

Este alimento es el cereal más cosechado en el mundo después del maíz. Su alto aporte en hidratos de carbono y almidón promueve producir altas concentraciones de triptófano, aminoácido indispensable en la producción de hormonas responsables del sueño.

Miel de abejas

Añadir una cucharadita de miel a un té luego de la cena, ayuda a dormir. La razón es porque contiene glucosa que produce en el cerebro el efecto de disminuir la función de la orexina, una sustancia directamente relacionada con la vigilia.

Plátano

Esta fruta provoca la estimulación de melatonina y de la serotonina, las cuales son claves para la calidad de sueño. Su contenido en magnesio y potasio, sustancias que actúan como relajantes musculares, hacen del plátano un postre delicioso para la cena.

Almendras

Son una buena fuente de grasas y proteínas saludables, aportan abundante calcio y contribuyen a proporcionar sensación de saciedad. Entre los beneficios del consumo de almendra y otros frutos secos se encuentra su capacidad para inducir a un sueño reparador debido a que contienen triptófano y magnesio. Además, el aporte de ácidos grasos poliinsaturados, como el ácido linoleico, previenen el insomnio.

Infusiones naturales

Tés como el de manzanilla, pasiflora, tilo o limón se caracterizan por sus propiedades relajantes y sedantes que ayudan a que el organismo alcance el sueño más rápido y se obtenga un mejor descanso.

Cerezas

Es la fruta más rica en melatonina, que, además de contribuir a mejorar los hábitos de sueño, protegen el corazón, estimulan la circulación, tienen propiedades antiinflamatorias y diuréticas, y son el alimento del cerebro por excelencia.

Log in to comment