Cinco situaciones por las cuales debes ir de inmediato al hospital

Estas circunstancias deben ser atendidas urgentemente en un centro médico; de no hacerlo, se pone en riesgo la vida

Existen personas que deciden acudir a un centro asistencial o a los servicios de emergencia solo cuando ciertas molestias en el cuerpo aparecen repentinamente o cuando estas empeoran de manera progresiva.

También existen aquellos que hacen caso omiso a los síntomas manifestados en el organismo y no buscan atención de forma rápida, lo que puede poner en riesgo su salud y hasta su vida.

Muchas páginas en internet especialistas en temas de salud, coinciden en que existen cinco síntomas (entre otros) que nunca se deben pasar por algo y que requieren atención médica urgente.

A continuación te detallamos cuáles son esas señales que no deben pasarse por alto y que requieren atención inmediata.

Dolor de pecho

Un dolor de pecho, sobre todo si se presenta en hombres mayores de 50 años, es un motivo más que suficiente para acudir a emergencias -ya sea a un hospital o a una unidad de salud-, ya que puede significar que se está produciendo un infarto o ataque al corazón.

Aunque los dolores pueden variar, síntomas como el sudor frío, la sensación de mareo y un dolor de pecho tipo presión que puede irradiar hacia el brazo izquierdo, la espalda o la mandíbula son indicativos de que algo no anda bien.

Debilidad o entumecimiento

Un accidente cerebrovascular es, de forma simple y resumida, un tipo de lesión que afecta al cerebro. Puede producirse o bien un infarto cerebral o una hemorragia cerebral. Ambas situaciones pueden causar un daño severo al cerebro, discapacidad permanente e incluso la muerte.

En estos casos los síntomas suelen ser debilidad o entumecimiento de la cara, brazo o pierna de un lado del cuerpo, confusión o dificultad para hablar o entender, dificultad para ver por uno de los dos ojos, dificultad severa para caminar, pérdida de coordinación o de equilibrio y mareos; y dolor de cabeza repentino e intenso.

En todos los casos se producen los síntomas de forma rápida y súbita, lo que debe hacer sospechar esta enfermedad, aunque no siempre tiene porque ser el origen de estos síntomas. Ante ello es importante actuar a tiempo, ya que las tres primeras horas son cruciales.

Sangrados

La presencia de sangre en vómito, en las heces, en flemas o por la nariz de manera abundante es motivo de evaluación urgente, lo mismo que cuando se presentan de manera abundante, es una herida o una lesión importante en cualquier parte del cuerpo.

Posible fractura

Cualquier golpe o contusión en una extremidad no significa necesariamente haber sufrido una fractura. Sin embargo, hay signos que deben mantenerte alerta, entre ellos: la imposibilidad para mover correctamente alguna articulación tras un golpe, un hinchazón excesiva o una deformidad en la zona de contusión. Estos podrían ser indicadores de que existe una fractura.

En ocasiones en el momento inmediatamente posterior a un golpe es complicado discernir si hay una fractura o no, ya que la misma reacción inflamatoria y la hinchazón asociada pueden ser suficientes para impedir el correcto movimiento articular. Ante la duda, es recomendable acudir a un servicio de urgencias, donde se pueda realizar una radiografía.

Pérdida de conocimiento o síncope

La pérdida de conocimiento repentina o síncope se producen debido a circunstancias puntuales y debe ser motivo de atención inmediata. La desconexión con el entorno puede tener muchas causas, entre las que existen algunas muy simples y otras más complejas, que solo el médico después de un examen puede determinar.

La pérdida de conocimiento en cualquier edad es un signo grave que debe atenderse en los minutos que siguen al episodio, incluso si la persona recupera la conciencia. No hay que esperar.

Log in to comment