Cuatro jugadores que podrían iniciar la temporada de la NBA con otro uniforme

No son pocas las franquicias que están en la etapa final de la reconstrucción

Con la temporada 2019-2020 de la NBA tomando forma, los equipos comienzan a planificar lo que será el curso de la ronda regular. Algunos ya proyectan sus alineaciones, mientras que otros todavía hacen llamadas para robustecer su plantilla.

No son pocas las franquicias que están en la etapa final de la reconstrucción, lo que aún mantiene con vida el carrusel de cambios en la liga. Los nombres son incontables; no obstante, cuatro estrellas figuran por encima del resto al ser los protagonistas involucrados en los más recientes rumores de cambio.

Bradley Beal

El escolta soñado. Las circunstancias, y una dura lesión, llevaron al jugador de los Wizards de Washington a tomar el testigo de forma obligatoria y a encabezar una plantilla llena de altibajos a lo largo y ancho del pasado calendario. La situación de John Wall y su maltratado físico fue la causa principal para que el segundo al mando en la organización capitalina se pusiera en su lugar y empujara a un cuadro que arrancó con más preguntas que respuestas el curso para terminar viendo los playoffs desde casa.

Sin embargo, la labor de Beal fue más que exitosa. Sus números mejoraron, con 25.6 unidades por juego, 5.5 asistencias y 5.0 rebotes. Pero algo que no alcanza a tocar la estadística es el impacto que un elemento puede tener sobre toda una plantilla. Eso último fue, para ojo de muchos, lo más importante que logró el escolta en el equipo.

Con cada vez menos opciones de estar presente en la postemporada, siguió elevando el nivel, contagiando a los suyos, y dejando una muy grata sensación sobre el desarrollo de su juego mientras cargaba encima ese bolso lleno de responsabilidades ante la ausencia de la estrella de la franquicia. El manejo de la presión y sus respuestas solo alimentaron aún más los rumores sobre su posible salida de los hechiceros, algo que aún puede concretarse. Los destinos, o al menos los conjuntos involucrados en los últimos rumores de mercado, son el Heat de Miami, Nuggets de Denver y Lakers de Los Ángeles; no obstante, desde Washington esperan que su contrato complique su salida, con una posible extensión valorada en más de $100 millones para atarlo por largo rato.

John Wall

El físico le dio la espalda a John Wall, uno de los bases más completos de su generación, un basquetbolista capaz de hacer el trabajo de manera agresiva frente al aro, pero también con la calidad suficiente para convertirse en la sombra de sus rivales. Es el hombre de las dos vías capaz de hacerse fuerte en un lado o en otro de la cancha. Pero su tobillo tuvo otros planes, frustrando su crecimiento y con él sus opciones de seguir siendo una pieza de élite en su posición.

Se espera que Wall no juegue la temporada 2019-2020, pero aun así se embolsillará $37 millones luego de que en 2017, poco antes de sufrir una rotura en el tendón de Aquiles, firmara una extensión de su vínculo con os Wizards por cuatro años y $170 millones. Dar tal cifra no era descabellado; todo lo contrario, era la forma lógica de amarrar a un hombre que más temprano que tarde pasaría a estar en la órbita de conjuntos con enorme billetera y destacado mercado.

Luego llegó el fatídico día que su tobillo lo apartó de la duela, algo que se extenderá por otros varios meses. Pero eso no le resta brillo. Al menos así es visto desde Detroit, donde considerarían sumarlo a sus filas pese a la inactividad. Tras llegar a un acuerdo con un veterano de la talla de Derrick Rose, la opción de Wall sería la de contar con un jugador de gran experiencia y sabiduría, lectura del juego y amplia capacidad para hacer su juego de transición a favor de rápidos ofensivas; sin embargo, desde Michigan saben que, en caso de obtenerlo, podrán usarlo en la 2020-2021, un enorme riesgo para ellos.

Dwight Howard

Apenas nueve juegos dispute en la 2018-2019 el estelar centro Dwight Howard antes de que una lesión lo sacara de acción mientras vestía el uniforme de los Wizards. Otrora elemento a seguir en la liga y uno de los tipos más dominantes en la pintura, el pívot pasó de ser el objeto de deseo a un peregrino que veía fácilmente abrir la puerta de salida por parte de los conjuntos que poseían su ficha.

Indisciplina, el principal problema que lo arrastró a las críticas en el pasado. Pero una vez en la capital de Estados Unidos, Howard prometió ser un hombre más equilibrado y con el enfoque en su juego fuerte, ese que lo llevó a sumar en tres ocasiones el premio a Jugador Defensivo del Año. La versión del poderoso puesto cinco del Magic de Orlando es la que más se añora en la liga y la duda sensata pasa por saber si algún día volverá a verse.

Más allá de lo complicado, sigue despertando confianza e interés. Hoy en día formando parte de los Grizzlies de Memphis, el centro regresaría al equipo con el que esperaba brillar, pero que se tradujo en el inicio de una debacle. Los Lakers, que en principio contaron con DeMarcus Cousins para el puesto de pívot, posiblemente no lo vean sumar siquiera un minuto tras sufrir una lesión en la rodilla. Ante la emergencia, la gerencia se puso en contacto con Howard, quien estaría dispuesto a volver a California, donde jugó en la 2012-2013, sin éxito.

Una nueva oportunidad se avecina para él, una donde puede ser un mejor jugador y ayudar a un cuadro lleno de estrellas a trascender.

Eric Gordon

Con la llegada de Russell Westbrook vía cambio a los Rockets de Houston, en Texas encontraron a un base de élite que podría aplacar los dolores de cabeza ante los supuestos roces entre Chris Paul y James Harden. Con los excompañeros en el Thunder de Oklahoma City ahora viendo acción con los tejanos, el gran sacrificado sería Eric Gordon, uno de los más destacados sextos hombres de toda la NBA.

Pese a su calidad e intensidad en el tabloncillo, apareciendo como uno de los hombres más temibles desde el perímetro, el suplente sería un hombre franquicia en otro lugar. Con su condición en Houston, son muchos los cuadros que le ofrecerían un puesto como titular; no obstante, jamás ha mostrado señales de querer abandonar a los Rockets.

Aun así, su nombre ha sonado en los últimos días para un posible cambio. El movimiento sería con los Cavaliers de Cleveland, donde la pieza deseada sería Kevin Love. La prioridad de los tejanos, se sabe desde hace varios años, es recibir a jugadores con poder en la pintura. Love, un puesto cuatro de alto nivel, también se luce con el tiro de tres puntos.

Según los rumores, Gordon sería tomado como moneda de cambio para la posible transacción junto a PJ Tucker.

Log in to comment