Wayne Rooney regresa a Washington para enfocarse en el DC United

Si algo tiene claro el británico es la obligación de mejorar la actuación del pasado curso

DC United le debe mucho a Wayne Rooney. Cuando el atacante inglés llegó en junio de 2018 a las filas de las Águilas Negras, en la capital estadounidense se respiraba pesimismo ante lo que había sido un arranque irregular; sin embargo, su arribo no fue tan espectacular como su rápida adaptación a la plantilla del entrenador Ben Olsen, potenciando una máquina con talento, pero que debía recibir un ligero empujón para demostrar sus dotes.

Junto a él, la clasificación a los playoffs de la temporada 2018 de la Major League Soccer (MLS) fue un hecho, pero hasta ahí, pues la caída ante el Columbus Crew les dejó a un lado en la carrera por alzar el trofeo de campeón, destino que abrazó el Atlanta United de la mano del director técnico argentino Gerardo Martino, hoy en día seleccionador de México, y el Jugador Más Valioso de la campaña, el venezolano Josef Martínez.

2019 representa una nueva oportunidad, una en la que buscarán hacer las cosas bien desde el principio para ser uno de los conjuntos a vencer.

El título entre ceja y ceja

Si algo tiene claro el británico es la obligación de mejorar la actuación del pasado curso. Con la vara alta, el DC United tendrá que responder a las exigencias de su fanaticada tras el cierre de 2018, cuando mostraron lo mejor de su arsenal ofensivo para dejar tendidos a sus contrarios, explotando el juego por las bandas y dando tiempo y espacio para que el europeo surtiera de balones a sus compañeros.

"Creo que derrotamos a casi todos los equipos grandes en la segunda mitad del año. Nuestra única derrota fue contra New York Red Bulls, pese a que creo que los superamos en las dos ocasiones que jugamos contra ellos. Un partido fue una derrota y la otra un empate. Así que tenemos que sentirnos confiados en poder ganar el título", dijo Rooney al departamento de prensa de la MLS.

El hambre de títulos es intrínseco en él y bien supo alimentar esta necesidad sobre todo en su periplo con el Manchester United, uniforme que vistió entre 2004 y 2017, pasando de ser joven promesa a leyenda, club en el que ostenta el liderato de goleo y con el que obtuvo los más importante trofeos locales y del continente.

Asignaturas pendientes

Pero el deseo no se convierte fácilmente en una realidad. decidirlo es el primer punto y luego se debe pasar a la ejecución. Ahí, el DC United no solo deberá poner en su lista los aspectos que deberían catapultarlos y ser el cuadro a vencer en la temporada, también deberán revisar con lupa su 2018, especialmente aquellos episodios de primera mitad en los que los resultados no estuvieron de su lado. Buscar debilidades y trabajar junto a ellas hasta convertirlas en fortalezas.

La falta de gol mermó a un cuadro con piezas que en teoría debían responder. El trabajo de Yamil Asad y Luciano Acosta en el ataque tuvo poco efecto, algo que ayudó a corregir el veterano británico. Además, esa debilidad para agitar las redes ajenas los obligó a resguardarse de la manera más óptima posible en defensa, sin éxito.

Con la ventaja, será el contrincante el que se vea disminuido; no obstante, no siempre será la mejor de las historias en cada encuentro, entendiendo que cada cuadro también busca la forma de mostrar una mejor cara que en 2018, incluido el propio Atlanta United.

A esta situación se debe sumar una primera línea de volantes más rígida que frene la contra del oponente, haciéndoles más largos los espacios de cara a la meta.

No guardó los elogios

Rooney fue en poco tiempo genio y figura en la capital estadounidense, al punto de ser considerado al premio Balón de Oro con apenas medio calendario vistiendo este uniforme. Pese a que le dio el valor que trae consigo tal reconocimiento, el inglés no escondió el mérito de un compañero en particular: Luciano Acosta.

Objetivo de varios de los grandes cuadros de Europa, el argentino finalmente se mantuvo tras el cierre del mercado invernal, por lo que se esperan grandes cosas de esta llave.

“Mucha gente dice que llegue y lo hice bien para cambiarle la cara al equipo, pero para mí, Luciano Acosta estuvo increíble”, destacó a la cadena ESPN. “Fue un placer jugar con él. Y creo que él también es una razón masiva por la cual nos fue bien”.

El suramericano dejó números que reforzaron su calidad de estrella en la organización, con 10 goles y 17 asistencias en el año 2018.

Log in to comment