Maryland: Empresa hacer cambios por la Tierra

Con paneles solares Fitzgerald Auto Mall busca un modelo de negocio que cuide el escosistema

Fitzgerald Auto Mall, del área de Gaithersburg, se une al esfuerzo del estado de Maryland para revertir el curso del cambio climático, adoptando nuevas, renovables y eficientes energías. Con la instalación de unos 2.435 paneles solares en el techo de sus instalaciones, ubicadas en la esquina de las avenidas Russell y Christopher, esta concesionaria de carros contribuye con su granito de arena para cumplir con el objetivos estatales sobre el uso de combustibles alternativos.

Mayland se ha propuesto lograr, hasta el próximo año, que un 25 por ciento de la energía eléctrica que se consume en ese estado provenga de fuentes alternativas y amigables con el ambiente. El último reporte del Departamento de Energía de ese estado asegura que desde el 2015 se ha cuadruplicado la capacidad de energía solar de 258 megavatios a 1.000, gracias a un programa de subvenciones a los sectores residenciales, comerciales y a los proyectos que impulsan el consumo de energías alternativas.

Los paneles solares sobre el techo de Fitzgerald Auto Mall suplirán el 83 por ciento del suministro eléctrico que necesita la compañía para su funcionamiento.

Con paneles solares que suplan la mayoría de la energía utilizada para su negocio, Fitzgerald Auto Mall de Gaithersburg ha apostado por la Tierra. Esta inversión está considerada la más grande entre las concesionarias de autos, en el lado este del río Mississippi. Por eso la ceremonia que oficializó este logro fue como un día de fiesta para sus empleados, las autoridades del condado y del estado y para quienes manejan esta empresa.

“Este es un acto de fe para nosotros. Sabemos que esto es lo que nuestros líderes políticos quieren y también creemos que nuestros clientes estarán de acuerdo con ello. Esperemos que funcione”, dijo Jack Fitzgerald, fundador y propietario de Fitzgerald Auto Mall, una distribuidora que ofrece una gran variedad de marcas de carros.

El despliegue de los paneles solares sobre el techo de las cinco plantas de esta comercializadora de automóviles reducirá las emisiones de dióxido de carbono, que la energía tradicional emana al ambiente, en más de 19.000 toneladas métricas durante los próximos 25 años de vida que tendrá el sistema puesto en marcha, según explicó a El Tiempo Latino Mike Ryan, vicepresidente de la operaciones de Aurora Energy, la empresa que tuvo a cargo la instalación de los paneles solares.

Rayan destacó el interés del liderazgo político de Maryland por hacer la diferencia en términos de reemplazo de energías tradicionales por unas más eficientes y menos contaminantes. También aseguró que cada vez es más notorio el interés tanto de los sectores empresarial y residencial sobre las energías más eficientes y menos contaminantes.

Para tener una mejor idea del impacto que tendrán estos paneles, Aurora Energy hace la siguiente comparación: cada hogar consume un promedio de 1.200 kilovatios hora por mes, con los paneles solares instalados sobre el techo de Fitzgerald Auto Mall, será como ofrecer cobertura total (agua caliente, planchas, televisores, refrigeradoras, lavadoras, computadoras, cocinas y todos los artefactos que requieren de energía) a unas 75 viviendas cada mes. En términos ambientales, este toldo azulado que absorbe la energía solar y la distribuye a todas las instalaciones de la concesionaria será como plantar unos 42.891 árboles por año, que son los mejores neutralizadores de las emisiones de gases de invernadero.

Fitzgerald Auto ahorrará unos 258.000 dólares anuales por usar renovables durante su primer año. Esfuerzos como éste motivaron al Concejo de la ciudad de Gaithersburg a otorgarle, el pasado abril, el Premio Ambiental, un reconocimiento en la categoría de negocios por su voluntad de cambio a favor de tecnologías menos dañinas con el entorno. Una de las consideraciones que se tomó en cuenta fue, precisamente, por los paneles solares que cubrirán sus necesidades eléctricas, tanto en las salones de exhibiciones de autos, en las oficinas de contabilidad, en los servicios de reparación y en departamento de partes y en los garajes.

Esta concesionaria de autos, además, tiene un programa de reciclaje de cables, frenos, aceite, filtros usados, anticongelantes, metales de desperdicio, llantas, baterías, plásticos, pintura, plataformas de madera, parachoques y todo lo que pierde utilidad en un negocio como éste. Igual distinción recibió en 2016.

El hecho de que empresas como Fizgerald Auto Mall se abran a nuevas alternativas puede ofrecer la gran oportunidad para que “más y más líderes empresariales empiecen a darse cuenta que esto no solo es bueno para el ambiente sino también para sus balances. Es de esperar que tendremos más programas de subvenciones como este y quizá en un momento dado no lleguemos a necesitar de subsidios”, dijo Kumar Barve, delegado del condado de Montgomery en cámara legislativa de Maryland.

CAMBIOS FAVORABLES

Subsidio. Lo inaugurado por Fizgerald Auto Mall comenzó como una idea en firme en el 2015. Un subsidio de 200.000 dólares, ofrecido por el estado de Maryland a las empresas que opten por cambios a favor del ambiente, puso a rodar el proyecto. Esta compañía, además, ya venía comprando energía de fuentes alternativas, aceptadas por la Agencia de Protección Ambiental.

Reciclaje. Fitzgerald se fundó hace 53 años en el Norte de Bethesda y tiene 3 distribuidoras en el condado de Montgomery y otras nueve en los estados de Maryland, Pennsylvania y Florida. En todas sus instalaciones es mandatario comprar los suministros de oficina reciclados, desde papel de impresión hasta tarjetas de presentación.

Log in to comment