Barcelona transita por una montaña rusa tras resbalar en la temporada

Para la prensa española serán varios los elementos sacrificados

La goleada del Bayern Munich sobre el Barcelona (8-2) en los cuartos de final de la Liga de Campeones se tradujo en una serie de acciones que aún prometen cambios en la entidad blaugrana. Primero, el entrenador Quique Setién fue apartado de sus labores. Después, este mismo martes, fue cesanteado el director deportivo, Eric Abidal. Pero no parecen ser estos los movimientos justos de cara a la próxima temporada.

Para la prensa española serán varios los elementos sacrificados, como el lateral portugués Nelson Semedo, el volante croata Ivan Rakitic y hasta el delantero uruguayo Luis Suárez.

El primero fue objeto de fuertes críticas en el partido contra el club alemán, el segundo ha visto mermado su tiempo de juego y el tercero suena como moneda de cambio a corto plazo.

La crisis dentro del grupo llegó a altos niveles, con la joya de la organización, el argentino Lionel Messi, como caso de rumores que lo colocaban fuera de la entidad. Hasta el momento, su situación no ha sido confirmada, por la grieta marcada en la presente campaña deja abierta la posibilidad de que lleve su talento a otro club. PSG, Manchester United, Manchester City e Inter de Milan se esconden atentos a una posible salida para poner sobre la mesa mucho dinero y adoptarlo.

Desde el banquillo, el holandés Ronald Koeman, héroe de la primera Champions en la historia del club, luce como el favorito para asumir las labores en condición de director técnico. Para este martes, el tulipán fue visto en Cataluña, ganándole la carrera por el puesto a Xavi.

Otros jugadores también podrían cambiar de aires rapidamente, como el chileno Arturo Vidal, el francés Samuel Umtiti y su compatriota Ousmane Dembele. Estos dos últimos han sido víctimas de un sinfín de lesiones que los ha apartado durante largo tiempo de la actividad con el Barcelona.

En cuanto a las incorporaciones, poco se rumora en la Ciudad Condal. La crisis hundió la daga de tal manera que hasta el momento son más las bajas que llaman la atención. Luego de una más que posible limpieza dentro de sus filas, el club apuntará a nuevos y jóvenes rostros si desea hacer borrón y cuenta nueva.

En caso de que el mercado se cierre frente a ellos, deberán apelar sus categorías inferiores, así como en su momento fue la Masía la encargada de aprobar a jóvenes talentos y así guiar al club a una historia reciente más que exitosa.

Log in to comment