Granja de árboles de navidad de Chesterfield abre temprano debido a la demanda

Cinco días antes de lo pautado abrió sus puertas

Luego de las celebraciones por el Día de Acción de Gracias, en Estados Unidos se apunta a las fiestas navideñas como la próxima parada antes de cerrar el año. A pesar de los estragos de la pandemia del COVID-19, en territorio norteamericano no hay intención de dejar de celebrar una de las mejores épocas del año y en Virginia no hay excepciones.

De acuerdo con información de la cadena ABC, la granja local de árboles navideños ubicada en Chesterfield abrió sus puertas antes de lo esperado ante la enorme demanda por adquirir piezas para las fiestas.

Se trata de los árboles de Holly Berry, sitio que comenzó a atender cinco días antes a sus clientes.

Robert Reynold, propietario del lugar, aseguró que fue la presión de los propios compradores lo que lo llevó a tomar la decisión.

“La gente seguía llegando a la puerta y tocando la bocina, queriendo entrar. Esa es la única forma en que puedo describirlo. Así que supongo que tanta gente en casa quiere tener una buena Navidad este año”, aseguró a ABC.

El lote abrió hace nueve años, aclaró Reynolds, quien indicó que el negocio familiar se centraba en cultivar árboles de navidad, llegando incluso a contar con 30 mil piezas para las fiestas. Con el paso del tiempo, decidió abrir el centro en lugar de seguir cultivando árboles.

El nuevo reto, expresó el propietario, es mantener abiertas sus puertas en días de pandemia, con las respectivas normas de seguridad sanitaria como su bandera para evitar la propagación del brote.

“Hemos comprado los suministros para la gente y hemos colocado carteles, hemos puesto carteles en todas partes. Queremos hacer lo correcto. No queremos que nadie se enferme en Navidad”, comentó.

En aumento

Las tasas diarias de casos en Maryland, DC y Virginia son mejores que las tasas en al menos otros 36 estados del país, según las cifras del viernes, pero los expertos en salud pública dicen que el reciente rápido ascenso de casos en la región podría ponerlo en camino para unirse a algunos de las zonas más afectadas del país.

Se esperaba parte del aumento, ya que el clima más frío empujó a las personas al interior de entornos más hospitalarios para propagar el virus. Pero las pequeñas reuniones sociales, lugares donde la gente puede sentirse relajada en cuanto al distanciamiento o el uso de máscaras, se han convertido en una fuente principal de transmisión, según los datos de rastreo de contactos. Gobernadores, ejecutivos del condado y líderes de la ciudad han implementado nuevas restricciones para frenar la propagación o han advertido que podrían hacerlo.

Log in to comment