D.C. United cayó en casa ante el New England Revolution

La última vez que ambos equipos se enfrentaron fue el mes pasado, cuando empataron a un gol

En su primer partido como local por liga, el D.C. United cayó 2 a 1 ante el New England Revolution, encuentro celebrado la noche del 25 de Agosto en un Audi Field sin público por la pandemia del COVID-19.

Este partido fue el primero en casa para los capitalinos desde el parón de la liga por la pandemia desde el pasado mes de marzo. A Pesar de regresar a la actividad futbolera y finalmente jugar un partido como local tras cinco meses, las circunstancias fueron totalmente distintas. Debido a la ordenanza que tiene el gobierno de la ciudad de Washington D.C. sobre el brote no se permitió la entrada de aficionados al estadio, algo ya habitual por estos días en el deporte.

El ruido artificial de los aficionados cantando en las gradas que sonaba a través del estadio vacío marcó un momento muy surreal. La dinámica no tuvo el mismo efecto que con los fanáticos en el recinto alentando al equipo, con familias en las gradas gritando el nombre de la institución y la euforia de los seguidores celebrando cada gol que se sentía por todo el estadio. También se extrañaba a los hinchas del club detrás del arco en la parte norte del estadio alentando al equipo con sus miembros tocando sus tambores, ondeando sus banderas y sus cánticos que se escuchan por 90 minutos sin parar.

A pesar de las circunstancias, dos miembros de uno de los grupos de seguidores del club desafiaron la lluvia y fueron a alentar a la organización a las afueras del Audi Field. El momento fue captado en video por Moises Linares, presentador deportivo de Telemundo 44 y NBC4, y su equipo. Los únicos que permitieron presenciar el partido dentro del estadio fueron los medios de comunicación y los trabajadores del D.C. United.

El club tomó todas las medidas necesarias para permitir el ingreso de sus trabajadores y los medios de una manera segura, tomando la temperatura de todos que ingresaban dentro del estadio, así como la petición para cumplir con las normas sanitarias para asegurar el distanciamiento social dentro la cabina de prensa durante el partido, teniendo alcohol de gel para las manos disponibles para todos.



La última vez que el D.C. United ganó un partido de liga fue el 7 de marzo, cuando venció al Inter Miami por dos a uno en casa.

Por segundo partido consecutivo el entrenador del D.C., Ben Olsen, decidió darle espacio al mediocampista Kevin Paredes. El volante de 17 años, nacido en el Condado de Loudoun, Virginia, y de padres Dominicanos, hizo su debut en la MLS como titular el viernes pasado ante el FC Cincinnati. Previo a su debut como titular, Paredes había jugado unos minutos durante el torneo MLS is Back como suplente.

La última vez que ambos equipos se enfrentaron fue el mes pasado en Orlando, Florida, donde ambos clubes empataron a un gol. El tanto del D.C. United lo anotó Federico Higuain luego de un error en la saga defensiva del New England Revolution. Mientras que el gol de los Revs lo anotó el delantero Polaco Adam Buksa.

El primer gol del partido vino al minuto 25, después que una mala salida defensiva fuera aprovechada por Gustavo Bou, quien sacó un disparo de fuera del área. El tiro del argentino terminó venciendo al guardameta Bill Hamid para darle la ventaja al club de Nueva Inglaterra.

El partido fue suspendido momentáneamente debido a tormentas eléctricas alrededor del estadio; sin embargo, minutos después los jugadores volvieron al gramado.

Después del reinicio del partido un tiro de esquina de Alexander Buttner encontró la cabeza del volante Teal Bunbury, quien mandó el balón en dirección de Hamid. El portero, a pesar de alcanzar a manotear el balón, no pudo evitar la batida de su arco, y así ampliando la ventaja de los visitantes en el marcador.

Al minuto 68 el árbitro del partido, Guido Gonzalez Jr, tuvo que ir al VAR a revisar una supuesta mano dentro del área cometida por un defensa del New England Revolution. La acción determinó que el zaguero tocó el balón con la mano concediendo el penal a favor del D.C. El delantero Noruego Ola Kamara no falló desde los doce pasos y recortó el déficit a un gol.

El árbitro tuvo que ir al VAR nuevamente luego de una entrada dura del mediocampista del New England Revolution Scott Caldwell con sus tachones arriba sobre el volante del D.C. United Felipe Martins. Luego de revisar la jugada el árbitro señaló que la falta ameritaba una tarjeta roja, por lo que explulsó a Caldwell y dejó a la visita con 10 hombres para el resto del partido.

Con este resultado, el D.C. United cayó al puesto doce de la tabla de la Conferencia del Este con seis puntos, mientras el New England Revolution subió al décimo lugar con siete unidades.

El D.C. sufrió dos bajas sensibles en este partido por lesión. La primera fue la de Russell Canouse, que fue víctima de una molestia en una pierna y fue sustituido al minuto 19. La segunda llegó en el segundo tiempo después de una colisión de cabezas ocurrida en la mediacancha entre el defensa del Revolution Alexander Buttner y Edison Flores. El volante Peruano se llevó la peor parte y tuvo que ser cambiado al minuto 56 debido al choque. Después del partido Olsen confirmó que ambos jugadores serían bajas para el próximo encuentro.

Log in to comment