Una colombiana que soñó con lo imposible y llegó a la NASA

Diana Trujillo tuvo que romper barreras culturales y de género para trabajar como ingeniera aeroespacial

Muchos quedamos maravillados al ver las estrellas del cielo, la luna, y todo lo que hay en ese espacio oscuro, pero en algunos despierta la curiosidad sobre qué hay más allá, y ese fue el caso de la colombiana de Cali, Diana Trujillo, quien actualmente es ingeniera aeroespacial del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA.

Su tránsito para llegar a este puesto fue largo, y tuvo que atravesar muchas barreras culturales. “Mi camino hacia el espacio nació en Colombia, yo quería que mi familia se diera cuenta que las mujeres podemos ser mucho más, que no estamos predeterminadas a ciertas carreras”, dijo Trujillo en una entrevista con El Tiempo Latino y El Planeta en el marco del Mes de la Herencia Hispana.

A los 17 años, Trujillo, se mudó a los Estados Unidos sin conocimiento del idioma, sin dinero, y sin conocer a nadie. “Mi mamá se divorció y fue un momento muy difícil emocionalmente y económicamente, nos quedamos sin nada, y me vine con la idea de buscar trabajo para poder sostener a mi madre”, contó. “También retumbaba en mi cabeza la idea de que la mujer es desechable porque eso fue lo que mi padre me dijo cuando se fue… él quería quedarse con sus dos hijos, pero no conmigo por mi género. Por supuesto, esto me impulsó a superarme”.

La colombiana confiesa que su transición fue difícil, pero fue en este país en donde se dio cuenta que tenía habilidad para los números, y las ciencias.


De Florida a Maryland

Comenzó a tomar clases de inglés en el Miami Dade College y tuvo múltiples trabajos para apoyar sus estudios. Finalmente se transfirió a la Universidad de Florida y terminó sus estudios de ingeniería en la Universidad de Maryland. “Mis profesores comenzaron a motivarme para aplicar a diversos programas y así fue como solicité para entrar a la NASA y quedé contratada”, dijo.

A pesar de que la cololmbiana nunca pensó trabajar en la NASA, ha tenido diversos cargos, y fue una de las líderes de la misión Curiosity. El vehículo robotizado Curiosity aterrizó en Marte el 5 de agosto de 2012 con la misión de encontrar vida más allá de la Tierra. “De hecho, descubrimos que en Marte hay componentes químicos que pueden permitir la vida, y eso puede indicar que ha existido vida allí”, dijo la ingeniera.

Trujillo ahora se está dedicando a la misión Perseverancia, la cual tiene el objetivo de encontrar señales de vida pasada en el Planeta Rojo. La misión representa la primera fase de recolecta de muestras del suelo marciano que se retornarán a la Tierra para su estudio en una misión futura.

Ante todos los problemas que hay en el planeta tierra, muchos se preguntan por qué es importante explorar Marte, pero la ingeniera cree que sí tiene una gran relevancia: “Cuando escucho esa pregunta lo que realmente quiere saber la gente es por qué se invierte tanto dinero en estas misiones. Sin embargo, lo que hacemos aquí nos inspira a todos a hacer lo imposible solo con sabiduría e inteligencia, pues ¿cómo no lo vamos a hacer?”, aseguró Trujillo. “Aunque, entiendo perfectamente por qué existe esa pregunta cuando hay personas sufriendo”, acotó.

En el futuro, Trujillo quisiera tener la oportunidad de confirmar si la vida en Marte existió. “Esta es una pregunta fundamental, y cuando contestemos esa duda, tal vez podamos entender que la humanidad no es el centro de todo, que pertenecemos a muchas otras cosas que no entendemos y que tenemos que descubrir”, finalizó.

Log in to comment